2 2333 0819
2 2333 0218

Avenida Salvador 918
Providencia, Santiago

Cómo cuidar las heridas de alguien más – Parte I

 In Curación de heridas

Si estás al cuidado de alguien que padece heridas crónicas o sólo te interesa el tema, te invitamos a seguir leyendo para conocer cuál es la manera correcta de hacerlo.

El cuidado y la curación de heridas es una tarea importante de mucha responsabilidad y, a la vez, de mucha complejidad. Y dicha responsabilidad es aún mayor cuando se trata de las heridas de alguien más.

Es por esto que en CATH queremos ayudarte a saber cómo manejar correctamente el cuidado de una herida.

 

Cura en ambiente húmedo

El término que probablemente más has escuchado es el de “cura en ambiente húmedo”. Este tipo de curación es el que actualmente es considerado como el tratamiento estándar de una herida.

Muchos años atrás, se creía que lo mejor que se podía hacer en cuanto a la curación de heridas era mantener la herida seca, pero investigaciones realizadas a través de los años han demostrado que esto no es así.

Cuando alguien tiene una herida, su cuerpo crea nuevas células para ayudar a que la herida sane. El mantener la herida húmeda permite que esto ocurra de manera más eficiente.

Si la herida se mantiene seca, las nuevas células no podrán moverse a través de ella. Sin embargo, si la herida está demasiado húmeda, puede impedir su recuperación, pues podría remover las nuevas células.

 

Previniendo infecciones

En la curación de heridas, el mantenerla cubierta con una venda estéril ayudará a prevenir su contaminación.

El tipo de vendaje dependerá de lo que recomiende el doctor; y su recomendación dependerá del tipo de herida, aunque, generalmente, las más comunes son gaza y vendajes oclusivos. Estos últimos son considerados los mejores para mantener la herida húmeda y para mantener las cremas antibióticas en la herida.

También, recuerda siempre lavar tus manos antes de asistir la herida de un paciente. Quítate los anillos (si los tuvieras) y frota tus manos con jabón y agua caliente por al menos 30 segundos. Una buena higiene en tus manos es esencial para prevenir la infección de una herida.

Si llegaras a notar un signo de infección (rojez e hinchazón alrededor de la herida, fiebre y dolor creciente), ponte en contacto con el doctor del paciente.

Lee sobre el cuidado de heridas quirúrgicas en Clínica Universidad de La Sabana.

Síguenos en Facebook para más información como esta.

Recent Posts